Thursday, October 6, 2016

Síntomas de Laringitis - Conoce cuales son



Aquí estamos discutiendo los síntomas de laringitis: La laringe se encuentra en la parte trasera de la garganta por encima de la tráquea y es parte del aparato respiratorio, sirve como una puerta de acceso para el aire a los pulmones y de la comida en la deglución regulando la entrada de esta última para evitar la entrada de objetos extraños en los pulmones, además contiene a las cuerdas vocales que posibilitan al ser humano de una voz característica.

Siendo este un órgano importante en las actividades diarias más cotidianas como es la respiración, la alimentación y el habla, la laringe tiende a irritarse por diversas razones como pueden ser infecciones o una exposición a sustancias nocivas como químicos o el humo del cigarrillo.

Cuando esta irritación empeora y causa la inflamación de la laringe, se denomina laringitis y así como puede ser ocasionada por varios factores o la mezcla de algunos, sus síntomas también son variados. 

Siga leyendo para saber más los síntomas de laringitis.


Los Síntomas de Laringitis

La principal característica sintomática de la laringitis, ya sea esta aguda o crónica, es la inflamación de la mucosa que se encuentra recubriendo el interior de la garganta, justamente en la zona de la laringe. 
Cuando esto sucede, las cuerdas vocales también resultan afectadas, haciendo que se desarrolle la afonía que quiere decir que la voz sale en menor volumen, o el aire no logra hacerlas vibrar para que salga la voz y lo que se escucha en una persona con laringitis que está tratando de hablar es apenas un susurro, si la laringitis es grave, o una voz disminuida si no lo es tanto.
Síntomas de laringitis: Otro síntoma común es la tos, una tos seca que se denomina tos perruna, porque al toser la persona hace un sonido como de ladrido de perro, una tos ronca  en la que se percibe una obstrucción en la garganta al oírla; este es un caso especial porque la tos además de ser un síntoma también puede ser una causa, por ejemplo cuando se tiene una bronquitis, lo primero que se ve afectado son los bronquios mientras que la laringe permanece intacta hasta que la persona empieza a toser un número de veces elevado dando a lugar una irritación en la laringe por el esfuerzo realizado al toser, por lo tanto se genera un círculo vicioso de tos y laringitis que debe ser tratado específicamente.
Otro síntoma que se da en la laringitis es la dificultad para respirar, que ocasiona que el o la afectada tengan que hacer un esfuerzo extra, en especial durante la inspiración causando también tos involuntaria (que puedes ver mas en Remediosparalatos.org) e incluso molestias nocturnas por esta razón.
El dolor de garganta también se presenta en gran cantidad de casos haciendo que la laringitis sea una enfermedad bastante fastidiosa.
Existen otros síntomas de laringitis que son menos comunes y dependen del tipo de laringitis, la resistencia del paciente y de la gravedad del padecimiento como es la tos con flema o la fiebre que son dos síntomas que están muy relacionados a otras enfermedades que pueden estar causando la laringitis como son la gripe, la pulmonía y otras que conllevan otros síntomas de laringitis como el decaimiento y la formación de flema en los pulmones.
Es decir que en ocasiones, la laringitis es a su vez un síntoma de otra enfermedad.
También puede darse una dificultad para deglutir el bolo alimenticio, en especial en la epiglotitis que es un tipo de laringitis cuya inflamación se encuentra por encima de la glotis, sin embargo también puede aparecer en otros tipos de laringitis y lo que se siente primordialmente es un dolor al tragar la comida o el simple hecho de pasar saliva.
Si hay una infección específica, podría también presentarse una inflamación de los ganglios linfáticos que se encuentran ubicados en el cuello y en el pecho, aunque también hay casos en los que se inflaman las amígdalas.
Síntomas de laringitis continuado: Hay que tener un especial cuidado en la laringitis cuando se presenta en los niños, porque las vías respiratorias no están totalmente desarrolladas y son proporcionalmente más pequeñas que en los adultos por lo tanto, si se llega a inflamar la laringe, la dificultad respiratoria resulta más riesgosa para la salud si no se la trata de manera oportuna y adecuada.
La respiración del menor se torna más difícil para el afectado y uno de los síntomas de laringitis evidentes es el sonido de la respiración que se torna ruidosa y podría presentarse un cuadro de fiebre cuando se padece de alguna enfermedad relacionada de carácter viral, bacteriano o alérgico.
Además cuando el menor está respirando se puede notar un movimiento inusual de las costillas al respirar así como un claro sentimiento de ahogo y desesperación por parte del niño o niña que está siendo afectado.
En estos casos lo más importante es dar al infante atención médica urgente para evitar complicaciones graves.
Esto pone fin a la discusión de Síntomas de Laringitis.

Thursday, September 29, 2016

Tipos de Laringitis: Aguda y Cronica



Aquí vamos a discutir los tipos de laringitis: La laringitis es una enfermedad que se debe a una inflamación en la garganta, específicamente en la laringe que es la encargada de albergar las cuerdas vocales que nos dan la capacidad de tener voz y los músculos de la deglución que también se encargan de impedir el paso de agentes extraños en los pulmones.
A veces se da por el uso exagerado de la voz, por la ingesta de sustancias por vía oral, por el ingreso de gases tóxicos por vía respiratoria o por una infección viral o alérgica. A pesar de la gran cantidad de causas que tiene la laringitis, existen dos tipos de laringitis que engloban al resto.

Los Tipos de Laringitis

Se trata de la laringitis crónica y de la laringitis aguda, ambos tipos de laringitis tienen diferentes causas o grupos de causas que pueden generar la una o la otra, o derivar de una laringitis aguda a una crónica, y en algunas ocasiones, viceversa. Siga leyendo para apprender más sobre los tipos de laringitis.

Laringitis Aguda

La laringitis aguda es principalmente una afección a la garganta que dura poco, pero que sus síntomas son bastante perceptibles, tanto por el paciente que está siendo afectado como por el médico que examine a esta persona.
La laringitis aguda casi siempre se debe a situaciones patológicas que derivan en la laringitis como pueden ser infecciones por contagio de virus como los de la gripe, también infecciones de orden bacteriano como puede ser las causadas por estreptococos, enfermedades que comprometen la zona del cuello y tórax como el sarampión, las paperas y otros; pero la laringitis aguda también puede ser causada por una razón circunstancial, es decir por algún evento fortuito de la persona afectada, como por ejemplo un excesivo empleo de la voz, tal como sucede en el caso de quienes hablan por demasiado tiempo o simplemente un corto tiempo de utilización de las cuerdas vocales pero con un exagerado esfuerzo, como puede ser gritar o cantar por un extendido tiempo sin la debida preparación y cuidados.
Este tipo de laringitis aparece en la mayor parte de casos en los niños prescolares, con más gravedad porque en los adultos puede ser tratada de mejor manera y con mayor facilidad debido a la relativa resistencia que tiene una persona mayor, sin embargo en los niños la mucosa de la garganta no se ha desarrollado por completo y puede ser más sensible, llegando incluso a obstruirse por completo si la laringitis es muy grave.
Además las vías respiratorias tienen mayor capacidad en las personas adultas y no se obstruyen tan fácilmente, a menos que se trate de una persona de edad avanzada.
Hay dos tipos de laringitis aguda que puede aparecer, la primera es llamada laringitis sub-glótica, porque sucede por debajo de la glotis y se forma cerca de las cuerdas vocales provocando  dolor al hablar y cambios en la voz de quien la padece, siendo la voz más aguda o más grave, dependiendo del caso y de la persona.
El otro tipo de laringitis aguda es la epiglotitis, es decir una inflamación de la epiglotis, que se encuentra por encima de la glotis y su principal síntoma es el dolor al deglutir o pasar saliva y puede haber un cuadro de fiebre si hay una infección, que puede ser tratada con medicamentos en una persona adulta, pero en los niños debe realizarse una visita urgente al médico porque este tipo de laringitis tiende a agravarse en infantes. Fin de la sección Tipos de Laringitis – Aguda.

Laringitis Crónica

Por otro lado, la laringitis crónica tiene una mayor duración, que puede alargarse desde dos semanas, hasta varios meses.
Este tipo de laringitis es más común en las personas adultas, porque tiene su origen en el sobresfuerzo de la voz cuando no se trata de una reacción del sistema inmune ante otras enfermedades de carácter crónico como puede ser la amigdalitis u otras enfermedades relacionadas con el aparato respiratorio, y también por la inhalación de sustancias tóxicas por un período extendido de tiempo que puede dejar secuelas permanentes en la laringe, como el endurecimiento de las cuerdas vocales, hasta tumores y cáncer de laringe en el peor de los casos.
Otras causas de la laringitis crónica es la sinusitis que puede ocasionarla como una respuesta inmune generando un círculo vicioso de tos e irritación en la laringe, la ingesta de alcohol o tabaco en exceso también puede ser una causa.
El tratamiento para este tipo de laringitis puede darse a través de medicamentos antinflamatorios acompañados de antibióticos si se trata de alguna causa patológica, pero si se trata de una causa circunstancial, entonces los antinflamatorios se acompañan con cambios en los hábitos de la persona afectada.
Aunque si se trata de una laringitis por inhalación de sustancias tóxicas en el ambiente, lo mejor es que la persona se traslade de vivienda para evitar estos gases irritantes. Esto pone fin a la sección Tipos de Laringitis – Laringitis Crónica.
Esto termina nuestro artículo sobre los tipos de laringitis.

Thursday, September 22, 2016

Laringitis - ¿Que es?




Aquí vamos a discutir la laringitis: La laringe es una parte del cuerpo que se ubica en el cuello y que tiene forma de tubo, está constituido por tejido cartilaginoso, es decir que su consistencia es más dura que el tejido blando pero más suave que el tejido óseo y se encuentra conectando la faringe con la tráquea.

Aunque también tiene músculos que algunos son accionados por la respiración de forma refleja y otros se pueden accionar a voluntad por una persona y constituye la fonación, es decir que la faringe es la que nos permite tener voz y poder entonarla para hablar y emitir cualquier sonido a través de ella, pues en la laringe es donde se encuentran las cuerdas vocales que al ser estiradas o contraídas mediante la acción de los músculos que se encuentran allí ubicados, más la expulsión de aire desde los pulmones y vientre, o solo uno de ellos, se emite una vibración que hace resonar la caja torácica y los huesos del cráneo para darnos una voz distintiva a cada persona.

Pero también los músculos ubicados en la laringe sirven para la deglución, con movimientos verticales de arriba hacia abajo y viceversa para empujar el bolo alimenticio por la tráquea y hacia el esófago para luego llegar al estómago.
Para la respiración por otro lado, la laringe tiende a subir cuando se respira, mientras que baja cuando deglutimos alimentos y esto sirve para proteger al sistema respiratorio de los elementos externos como la misma comida, por ello la laringe baja y se cierra durante la deglución para impedir el ingreso de cualquier objeto extraño hacia los pulmones.

La Laringitis

La laringitis por otro lado se relaciona con la inflamación de este órgano de la garganta pues el sufijo griego “itis” quiere decir inflamación y se lo pone al final de las palabras para evidenciar la hinchazón o inflamación de tal órgano, en especial dentro de los términos médicos, por lo tanto la laringitis quiere decir, literalmente, la inflamación de la laringe y conlleva una serie de complicaciones relativas a esta enfermedad, así como síntomas y tratamientos específicos para la recuperación, tanto del tipo de laringitis crónica y de la laringitis aguda que son enfermedades parecidas pero que actúan de diferente manera en las personas cuando se presenta.
La laringitis también es causada por distintos fenómenos que pueden ser muy variables entre dos o más personas, incluso si se presentan los casos al mismo tiempo.
La laringitis se presenta como una respuesta a un agente externo que está dañando a este órgano y es en sí una protección de nuestro cuerpo ante una amenaza a la laringe pero también puede provocarse un evento circular, es decir, cuando hay laringitis es por algún agente extraño que la causa, pero esto provoca una tos o un carraspeo que podría empeorar el caso pues la respuesta refleja al dolor de la laringe es la tos y esto puede inflamar la laringe provocando que exista una laringitis por un agente interno, es decir el propio cuerpo en respuesta a la laringitis que está provocando el dolor, la tos y el dolor nuevamente.
Esto provoca que se lastime el tejido de la laringe y se inflame aún más, pero las consecuencias de esto podrían provocar una disfonía o pérdida de la voz por un período de tiempo corto o mediano que puede ir desde un día o unas horas, hasta varias semanas.
Las paredes de la mucosa de la laringe se ven afectadas de manera importante durante la laringitis y puede también formar parte de una respuesta inmune a una enfermedad mayor, como puede ser la bronquitis, la gripe  u otras enfermedades que afectan al sistema respiratorio que pueden tener un origen bacteriano, así como viral.
Aunque también puede darse como parte de una reacción alérgica a ciertos factores como el polvo, el polen o los cambios climáticos drásticos en ciertas épocas del año.
Sin embargo también puede tratarse de un cuadro por el uso exhaustivo de las cuerdas vocales, un caso que se ve con frecuencia en cantantes y oradores que han llevado su ejercicio profesional al extremo.
También puede deberse a una situación ambiental de orden ecológico, es decir que en el ambiente existe algún elemento tóxico que puede afectar a las vías respiratorias como puede ser el smog, el humo del cigarrillo y otras sustancias que pueden ser emitidas por una fuente tóxica como por ejemplo, las plantas industriales.
Los niños casi siempre son afectados en mayor medida porque la mucosa de su laringe es más delicada y puede ser dañada con mayor facilidad, pero si existe un tratamiento adecuado y oportuno, la mayor parte de casos pueden ser salvados sin mayores complicaciones.